Semillas de Ficción y Otros Disparates

por Biblioteca Piloto del Caribe

 

REVISTA VERICUETOS #XXIII
Edición especial dedicada a Julio Olaciregui
 
 

Por Miguel Iriarte

 La revista Vericuetos es una publicación de carácter literario, bilingüe español / francés, que se publica en Paris (Francia) a cargo de un grupo de escritores, periodistas y artistas latinoamericanos reunidos en un proyecto editorial que ellos mismos han llamado Caminos Escabrosos, entre los que se cuentan los colombianos Efer Arocha, su director; el subdirector Eduardo García Aguilar y la coordinadora Libia Acero Borbón; acompañados, además, por un comité de redacción integrado por Claude Coffon, Luisa Ballesteros, Fernando Ainsa, Jorge Torres, Germán Sarmiento, Camilo Begoya, Yves Moñino, Inés Acosta, Nathalie Duhart, Rocío Hincapie, Miguel Angel Reyes, Hernando Franco, Gabriel Uribe y Mario Wong, entre otros.

 La edición No. XXIII fue lanzada en Paris en el marco del Festival Viva Colombia en septiembre de 2009 con una conferencia y firma de libros y está enteramente dedicada al escritor, poeta, periodista y dramaturgo barranquillero, radicado en Paris, Julio Olaciregui, bajo el título de Semillas de ficción y otros disparates, razón por la cual consideramos es una edición excepcional y digna de reactualizar en nuestro blog de la revista víacuarenta.

 Los editores, en palabras del director Efer Arocha, dicen que “Olaciregui es una rica mezcla de distintos temperamentos, culturas, concepciones del mundo, ambigüedades. Es la paleta de un pintor activo que no la ha limpiado jamás, formando un sarro cromático de decenas de matices para cuajar en un color diferenciador… En Julio también se encuentra la cosmovisión de la costa atlántica colombiana, con sus meneos de cuerpo y agorarías para hallar la felicidad. Igualmente están los sueños polisémicos del no encontrarse, y también los del encontrarse, mediante el teatro, la poesía, el cuento…” el periodismo, la conversación, la rumba, el baile, la dramaturgia, los guiones de cine, la amistad, la vida…

 El volumen de este No. XXIII de Vericuetos es en realidad un libro de 370 páginas que representa uno de los abordajes más completos realizados a un escritor nuestro como Olaciregui en el que se recogen los siguientes capítulos: uno primero titulado Semillas de ficción y que contiene nueve textos que oscilan entre el relato de ficción, la crónica, el ensayo, el comentario cultural, la crónica de viaje y la poesía narrativa, componiendo todo ello la forma de un lenguaje personal y reconocible al servicio de una mirada y una imaginería que va y viene de lo coloquial a lo culto con pasmosa naturalidad.

Un segundo capítulo está consagrado a la poesía, un género que Olaciregui cultiva desde siempre también con vena de inocente complejidad e inteligente humor en poemas por donde se pasean, Salgar, Santa Marta, Obregón, Hércules, Hesiodo, el mar, la fiesta, los amigos, la familia, lo trascendental y lo anodino.

 El tercer capítulo lo integran una entrevista a Olaciregui y dos textos confesionales de este autor, uno de los cuales está dedicado a revelar sus relaciones con la lectura y la escritura, y el otro es una sentida recordación personal de su amigo Jacques Gilard, a la manera de un merecido homenaje al gran colombianista francés.

 Una especie de diario íntimo bajo el título de Parfois danse constituye el cuarto capítulo de este libro-revista sobre Olaciregui en el que se hace manifiesta una entrañable relación con la danza y con la música, asumida como vocación con un altísimo valor existencial en el que se involucran sus relaciones con África, con la música popular del Caribe y una profunda relación con el cuerpo.

 Autor de una obra teatral cuasimítica y nunca representada, famosa entre sus amigos, y titulada Las novias de Barranca, el teatro y la dramaturgia componen otra dimensión creativa en el mundo del escritor que es Olaciregui. El drama tiene también su capítulo en este vericueto editorial en el que aparecen los textos de dos de sus creaciones: uno es el titulado en francés Impasse des baisers y el otro el titulado en español El Sáhara penetra en Madrid sobre la matanza de africanos que querían entrar a Europa a manos del ejército marroquí.

 Un penúltimo capítulo es el que se titula Asedios a la obra de Julio Olaciregui en el que autores como Consuelo Tribiño Anzola, Eduardo Bermúdez, Fadir Delgado, Alonso Aristizábal y Numas Armando Gil, le meten el diente a esa cosa tremendamente misteriosa y divertida, difícil y mágica, mítica y sabrosa, que es la novela Dionea, sin duda alguna una de las novelas del Caribe colombiano más importantes que hayan aparecido en los últimos años. Como le dice al mismo Olaciregui en una nota personal nuestra amiga la cineasta Sarita Harb: “lo que es maravilloso en Dionea es que atravesaste la realidad para tocar el otro lado, el del mito, la ensoñación, la brujería, lo metafísico, el espíritu…”

Hacen parte también de estos asedios textos de Roberto Burgos Cantor, sobre el amigo y sobre su novela Trapos al sol; y de Eduardo García Aguilar y Gabriel Uribe, sobre Los domingos de Charito.

 Y cierra esta edición especial de Vericuetos una coda titulada Rizoma, y que pretende ser como “tallos horizontales subterráneos” que escarban en las relaciones de la escritura y la vida de Julio Olaciregui con el teatro y el cine, para cerrar este abordaje casi exhaustivo por la vida y la obra de un autor que desde aquel libro inicial suyo titulado Vestido de Bestia se ha propuesto como un caso realmente excepcional en nuestra literatura, y esta entrega de Vericuetos no hace otra cosa que enseñarnos e ilustrarnos esa especial singularidad del escritor barranquillero.

Ahora puede usted conocer y consultar este texto en nuestra Biblioteca Piloto del Caribe.

Anuncios